saint-seiya-vive

saint-seiya-vive:

¿Por qué enamorarte de Tauro? #SaintSeiya #CDZ

  1. Porque dan unas ganas locas de abrazarle y estrujarle.
  2. Porque es súper-leal y siempre está ahí para ti.
  3. Porque tauro no puede dejar de ser fiel a sí mismo. Suele repugnarle la falsedad.
  4. Porque tauro no hará que te sientas culpable por comerte todas esas galletas. Te recordará que te las mereces, qué caray. Y te traerá un vaso de leche para acompañarlas.
  5. Porque tauro, pese a las bromas que le hemos hecho, siempre te hace sentir bienvenido en su casa.
  6. Porque te ayuda a poner tus pies sobre la tierra para que hagas de tus ideas de ensueño, realidades.
  7. Porque a tauro le encanta disfrutar de las mejores vistas, los mejores aromas, sonidos y sensaciones que la vida tiene para ofrecer. A su lado, mira tú qué cosas tan ricas te están esperando…
tormentadepensamientos
Yo sólo finjo no saber nada, así que no se te haga extraño si algún día ignoro tu nombre. Quería saber hasta dónde eras capaz de conseguir lo que quieres, por eso me quedé esperándote. No, no fue orgullo. No confundas. El orgullo aparece cuando se sobrepone el interés personal por encima del sentimiento hacia la otra persona. Y para serte sincero, yo todavía te quería. La verdad es que estoy tan solo que hasta la soledad me pide que me vaya. Dice que no soporta ver expresiones tan tristes en caras tan joviales y hermosas. Creo que lo segundo sólo lo dijo para darme ánimos, pero, cariño, tú sonríeme, y yo seré quien te dé razones para permanecer así. No siempre uno logra abrazar a su ‘yo’ interno y decirle que todo saldrá bien, por eso el miedo se aleja, tomando ímpetu, para volver con más fuerza. Y ahora yo tengo miedo, porque el orgullo me engaña, porque la soledad se esconde, porque todo mi mundo desaparece y sólo me quedas tú. Pero tú eres imposible.
Cautiva libertad | Heber Snc Nur (via tormentadepensamientos)
atraparia-una-granada-por-ti
Me alegraba de no estar enamorado, de no ser feliz con el mundo. Me gustaba estar en desacuerdo con todo. La gente enamorada a menudo se ponía cortante. Perdían su sentido de la perspectiva. Perdían su sentido del humor. Se ponían nerviosos, psicóticos, aburridos. Incluso se convertían en asesinos.
Charles Bukowski, Mujeres.  (via hachedesilencio)
migajasyescritos
Se ha consumido el fuego de la chimenea. Hace frío, pero tu te encuentras a un extremo de la habitación, y yo en otro. Te escribo porque me niego a dar un paso para hablarte. Te ves bien desde acá. Tu abrigo cuelga hasta tus pies, y tu cabello salta con el viento. Te he observado tántas veces, pero solo hoy te veo con ojos de deseo. Si, te deseo. Tus labios tiemblan. Quisiera ir a prestarte calor, pero temo.
Han pasado varios minutos.
Has vuelto a prender el fuego y estás rodeándome con tus brazos. Este calor que emiten nuestros cuerpos, es exquisito. Tu piel huele a campo, a tierra mojada, a flores, a pinos del bosque. Adoro ver tus ojos parpadear lentamente. Esas pestañas resaltan tus perlas negras, esas que escondes bajo aquellas pupilas. Se ha escapado un suspiro de nuestras bocas. Eso tiene que ser un buen presagio.
Carta perdida. Tatiana C. (via migajasyescritos)
migajasyescritos
En este mundo no se puede querer. ¿Como llevar a cabo una acción que no entendemos? Es una ironía, una idiotez. Y ésta, siendo mi opinión sincera, me pone a dudar a mi también. El que quiere siente, más cuando trata de explicar eso que siente, no puede. ¿A que se debe? ¿Por qué es llamado amor algo que no se comprende? Sigue la ironía. No me agrada querer a las personas. Es denigrante, insulso. Si se tiene a uno mismo, no veo la necesidad de querer a alguien más. Y repito, es solo mi vaga y egoísta opinión. Querer está de más. Pero se dice que no se puede vivir sin querer. La ironía prosigue y no se detiene.
Tatiana C. (via migajasyescritos)
migajasyescritos

Nunca supe si ella mentía, pero debo admitir que me hizo sentir mucho mejor.

— Pero, tengo los peores hábitos: Soy ansioso y me muerdo las uñas, no termino un libro y ya me compro otros tres, escribo cosas que nadie quiere leer por razones que yo sólo entiendo, me muerdo los labios aunque sé que no me veo sexy, canto horrendo, ando en calzoncillos por toda mi casa, no tapo la pasta dental después de usarla, no contesto los mensajes de texto aveces (las personas se molestan conmigo por eso), me duermo muy temprano, hablo solo, conmigo mismo en voz alta y en cualquier lugar. Disfruto cometiendo el mismo error con la misma persona (¿eran 8 veces ya? no sé, perdí la cuenta), le pongo mucha azúcar a mi café y siempre dejo todo para el final.

— Bien. Si te sirve de algo, —al menos— eso te hace especial.

Nunca supe si ella mentía, pero debo admitir que me hizo sentir mucho mejor con respecto a mis hábitos fuera de serie.

Manuel Beas. (via manueldenoviembre)